jueves, 15 de mayo de 2014

Rare

En esto que de repente le gustas a un amigo, pero no ha cualquier amigo, si no al que podría ser tu hermano. Estas dolida... o más bien dolida no, más bien triste aún piensas en él.
Pruebas, ¿Por qué no? pero no dejas de pensar en él, en lo que a él le gustaba, en lo que él te decía. Y de repente te das cuenta que es la misma situación solo que sabes que tu amigo va a volver si o si... en dos días escuchas todo lo que quisiste que él te dijera, las promesas que quisiste escuchar, pero por suerte o por desgracia salen de otros labios.
Aún estoy confusa, ¿así de repente? ¿qué a mi me gustaba? La verdad es que ni me fijé en mi amigo, y ahora se ha ido pero no experimento la misma sensación de querer volver a velo, abrazarle, besarle,... como la tengo (porque aún sigue) con él, porque muchas cosas me recuerdan a él y no me dejan dar todo con mi amigo porque además no se merece tratarle como lo hicieron conmigo.
Puede que como siempre me haya dejado llevar, pero ahora sé que hacer si esto va a más y veo que no consigo olvidarle porque además a él ya si le importé en algún momento ya no. Igualmente no contamos nada, por nuestra situación así como solo se lo puedo contar a una persona cercana si no quiero consecuencias...

lunes, 12 de mayo de 2014

Inevitable

Ya hace un mes que lo vi y me arrepiento tanto de haberme comportado como lo hice, sin ser como era yo por culpa de tener la mente en otras cosas. No se puede obligar a nadie a hablar de algo que no quiere si no me entienden para que voy a decirles nada.
Y él... con la cabeza con todo lo que tenía que decirle y al final no le dije nada.
Aún así el tampoco me dijo nada ni que me echaba de menos, ni que le gustase que estuviera allí. Ya desde el primer día no pude estar con él porque parece que la gente no entiende que no quería hacer nada más que aprovechar cada momento después de meses, pero como siempre si algo empieza mal algo se queda mal.
Y luego dicen que no son egoístas...

Ahora ya estoy aquí en casa y apenas hablo con él, se ve que no quiere y como no quiero ser pesada y veo que él no le apetece tampoco le digo nada. Me paso los días tristes incluso he llorado más por impotencia que otra cosa y como siempre solo pasa por mi cabeza todo lo que no debería haber echo.
Mirando el móvil, el ordenador, para ver si me habla, cuando se conecta y ya lo mejor que puedo hacer quitarme de todo eso.

Creí que le importaba algo, pero me di cuenta que soy una simple amiga más...

~~ Y para ser más franca nadie piensa en ti como lo hago yo, aunque te dé lo mismo ~~