jueves, 15 de mayo de 2014

Rare

En esto que de repente le gustas a un amigo, pero no ha cualquier amigo, si no al que podría ser tu hermano. Estas dolida... o más bien dolida no, más bien triste aún piensas en él.
Pruebas, ¿Por qué no? pero no dejas de pensar en él, en lo que a él le gustaba, en lo que él te decía. Y de repente te das cuenta que es la misma situación solo que sabes que tu amigo va a volver si o si... en dos días escuchas todo lo que quisiste que él te dijera, las promesas que quisiste escuchar, pero por suerte o por desgracia salen de otros labios.
Aún estoy confusa, ¿así de repente? ¿qué a mi me gustaba? La verdad es que ni me fijé en mi amigo, y ahora se ha ido pero no experimento la misma sensación de querer volver a velo, abrazarle, besarle,... como la tengo (porque aún sigue) con él, porque muchas cosas me recuerdan a él y no me dejan dar todo con mi amigo porque además no se merece tratarle como lo hicieron conmigo.
Puede que como siempre me haya dejado llevar, pero ahora sé que hacer si esto va a más y veo que no consigo olvidarle porque además a él ya si le importé en algún momento ya no. Igualmente no contamos nada, por nuestra situación así como solo se lo puedo contar a una persona cercana si no quiero consecuencias...

lunes, 12 de mayo de 2014

Inevitable

Ya hace un mes que lo vi y me arrepiento tanto de haberme comportado como lo hice, sin ser como era yo por culpa de tener la mente en otras cosas. No se puede obligar a nadie a hablar de algo que no quiere si no me entienden para que voy a decirles nada.
Y él... con la cabeza con todo lo que tenía que decirle y al final no le dije nada.
Aún así el tampoco me dijo nada ni que me echaba de menos, ni que le gustase que estuviera allí. Ya desde el primer día no pude estar con él porque parece que la gente no entiende que no quería hacer nada más que aprovechar cada momento después de meses, pero como siempre si algo empieza mal algo se queda mal.
Y luego dicen que no son egoístas...

Ahora ya estoy aquí en casa y apenas hablo con él, se ve que no quiere y como no quiero ser pesada y veo que él no le apetece tampoco le digo nada. Me paso los días tristes incluso he llorado más por impotencia que otra cosa y como siempre solo pasa por mi cabeza todo lo que no debería haber echo.
Mirando el móvil, el ordenador, para ver si me habla, cuando se conecta y ya lo mejor que puedo hacer quitarme de todo eso.

Creí que le importaba algo, pero me di cuenta que soy una simple amiga más...

~~ Y para ser más franca nadie piensa en ti como lo hago yo, aunque te dé lo mismo ~~



lunes, 3 de febrero de 2014

Él

Él, que vino de casualidad en el comienzo de mi etapa "me da igual todo" y que aparentemente se quedó ahí. Él, que ya sentía curiosidad de antes de conocerlo y que no me llegué a imaginar que sentiría algo más fuerte de lo que he sentido por nadie.
A veces solo son virtudes y otras tantas algunos defectos pero aún así es de esas personas que sabes que te va a marcar. Me revienta que por fin parece que he tenido suerte encontrándolo porque es bueno, aventurero, dedicado y me entiende. Aunque hay cosas que aún no se de él ni él de mi...
Por la maldita distancia no puedo tenerlo cerca, sentir sus abrazos, ver su sonrisa, su ojos oscuros, sentir su calor... Y odio esta situación porque encima puede que le esté haciendo perder el tiempo. Que cuando por fin nos reencontremos vea como no es lo que esperaba sí no una chiquilla sosa y sin saber hacer nada.
Me encantaría tener un romance de los cuentos, apasionado, real y verdadero. Donde no falten ni las caricias, ni los besos pero sobre todo que no falten ni el entendimiento ni la conexión.
No se cómo está nuestra relación aunque creo que puede que le quiera, tengo unas ganas locas de decírselo pero no puedo si no es a la cara... Además aunque creo saber que el incluso me respondiera puede que simplemente la fastidiase, pero sólo le quiero hacer saber lo que siento por él.
Otra de las cosas es que cosas sencillas que para mi son nuevas o, digamos poco usadas, como un simple beso, un abrazo, dar cumplidos, o dar un paseo para él puede que sean cosas aburridas de niña tonta y sosa. Aunque cada vez valoro más el estar con alguien quien quieres viendo una película, saliendo a cenar, dar un paseo cogidos de la mano,... Son cosas que casi todas las parejas pueden hacer pero que para nosotros es algo difícil.
Me siento mal por él, no se sí es que me sigue el rollo, si no tiene nada mejor y soy su entretenimiento o si de verdad le importo porque aún me resulta muy difícil saber que a alguien le gusto de verdad, que quiere algo serio conmigo y que no es una simple tontería aunque muchas veces me diga lo que siente.
Por ahora esto será un "a ver que pasa" pero no quiero que estemos así siempre porque no es lo que deseo para ninguno de los dos. Mientras seguiré soñando con él, o queriendo soñar ( porque no guarde imágenes buenas de él en mi memoria, sólo el recuerdo de un simple beso corriendo de adiós...) y atesorando cada frase que me diga, cada imagen que me mande y cada momento en que hablemos.


"Me pasó las horas pensando, siento que el móvil suena cada poco. Eres mi último pensamiento del día  y el mejor motivo para abrir los ojos cada mañana" Él